Anaya llama “charlatán” a AMLO… y le surgen más propiedades

El precandidato de la coalición Por México al Frente, Ricardo Anaya, llamó a su rival de Morena, Andrés Manuel López Obrador “charlatán” y lo reto a demostrar como logrará el supuesto cambio en el país.

“Hay que tener mucho cuidado, porque esos charlatanes de Morena, que vienen a prometer un futuro perfecto, mejor para todos, pero que no saben explicarnos cómo es que lo van a lograr”.

Recordó que hace dos años, en Veracruz se le dijo al PRI que preparara sus maletas y hoy se puede decir con orgullo que Miguel Ángel Yunes cumplió la palabra empeñada al recuperar más de mil millones de pesos que “el ladrón de Duarte se había robado”.

Sin embargo, mientras él afirmaba eso, la revista proceso preparaba ya otro reportaje en el que se afirma que Anaya, creador y presidente de la Fundación por más Humanismo, amparó en Querétaro un millonario negocio para dos constructores amigos suyos.

Anaya insiste en que renunció a la asociación civil en mayo de 2014, cinco años después de creada, pero dos años después seguía siendo el representante ante las autoridades fiscales, tal como se acredita con la Constancia de Situación Fiscal de la asociación civil, con fecha de 7 de abril de 2016.

El domicilio fiscal de la Fundación por más Humanismo era el propio domicilio particular de Anaya, en el fraccionamiento Club Campestre de Querétaro, y el correo electrónico de contacto registrado ante el Servicio de Administración Tributaria (SAT) también era de él.

A su vez, el empresario Eduardo de la Guardia Herrera renunció como vocal de la asociación en la misma fecha que Anaya, pero siguió manejando la cuenta bancaria de la asociación civil hasta 2017, cuando emitió cheques a su nombre que cobró en efectivo.

No sólo eso. Los estados de cuenta de la fundación en el banco Santander llegaban al domicilio particular de De la Guardia Herrera, ubicado en El Pueblito, municipio de Corregidora, vecino de la capital de Querétaro, pese a que, desde mayo de 2014, ya no era vocal de la institución sin fines de lucro creada por Anaya.

De la Guardia era parte de esta última y titular de la cuenta bancaria junto con Anaya cuando, en 2010, recibió un depósito del empresario Abraham Jaik Villarreal por un millón 650 mil pesos para comprar un terreno en el que se construyó un edificio. Cuando éste se vendió, en 2016, ambos empresarios se repartieron los 7 millones 800 mil pesos de pesos producto de la venta.

La revista Proceso incluye también en su edición de esta semana, otro reportaje sobre el enriquecimiento ilícito de Miguel Ángle Yunes Linares, actual gobernador de Veracruz:

“posee un departamento que no incluyó en su declaración 3de3 y por el cual pagó más de 5 millones de pesos; además omitió hacerse cargo de otras dos propiedades que compró y registró a nombre de una de las empresas de las que es socio, aunque no las asume como propias en el documento que presentó a Transparencia Mexicana y al Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco)”.

La empresa con la que Yunes compró las dos propiedades que no aparecen en su declaración es Veracruzana de Bienes Inmuebles, SA de CV –de la mitad de la cual es dueño desde 1994–, registrada en la ciudad de Veracruz en marzo de 1981 con el objeto de construir, comprar, vender y arrendar toda clase de bienes inmuebles.

En su 3de3 Yunes sólo mencionó su residencia: “La casa que habito es propiedad de la empresa Veracruzana de Bienes Inmuebles, SA de CV, de la cual soy dueño del 50% de las acciones y el 50% restante es de mi esposa”.

Estos datos y los que se exponen a continuación forman parte de un reportaje realizado por el equipo de investigación de la Organización Nacional Anticorrupción (Onea México) a partir de la Iniciativa para el Periodismo de Investigación en las Américas, del Centro Internacional para Periodistas, en alianza con Connectas.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *