Campañas por debajo de la línea de mediocridad

Por JORGE OCTAVIO OCHOA.- Mucho se ha dicho que las elecciones de México, este año, podrían ser unas de las más violentas en toda la historia del país, pero nadie pensó que serán de las más mediocres, debido al bajo nivel que muestran los tres principales contendientes.

Además de falsas y vulgares, las precampañas se han caracterizado por la nula exposición de planes o programas. Oscilan entre la promesa fácil, fuera del marco de la ley, como decir que se dará amnistía a los líderes del crimen organizado, hasta el ofrecimiento dadivoso de salarios y pensiones con dinero que no es suyo.

Colocan a la ciudadanía en calidad de pedigüeños; un pueblo muerto de hambre que sólo espera perdones y favores de los poderosos. “¡La merde!”, en francés, para que lo entienda el “señoritingo” del PAN y no se escandalicen los castos ojos de los santurrones que no ven lo mismo en todo lo que nos rodea.

TRAS BAMBALINAS. Campañas, por debajo de la línea de mediocridad

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *