Debate no modifica tendencias; AMLO se afianza; Meade y Anaya se hunden

El primer debate presidencial rumbo a la elección del próximo 1 de julio se llevó a cabo en medio de una andanada contra Andrés Manuel López Obrador sin lograr modificar las tendencias electorales que señalan todas las encuestas.

Sin embargo, AMLO dejó sin respuesta la pregunta de Ricardo Anaya sobre la presencia de Alfonso Romo en su equipo de campaña cuando 6 años antes lo mencionó entre los grandes beneficiarios del FOBAPROA.

También lo cuestionaron sobre sus propuestas de amnistía a criminales y su relación con personajes “corruptos” en su proyecto político, como Elba Esther Gordillo, Napoleón Gómez Urrutia y René Bejarano.

López Obrador simplemente dijo que como se esperaba, le “echaron montón” y a José Antonio Meade le prometió que de encontrarle las 3 casas que dicen que tiene, se las regala.

El más criticado por sus propuestas fue Jaime Rodríguez “El Bronco”, por su anuncio de presentar una iniciativa para que le corten las manos a los corruptos, lo que causó sorpresa e incredulidad incluso entre los candidatos.

En el Palacio de Minería, el primero de los tres debates entre Andrés Manuel López Obrador, Ricardo Anaya, José Antonio Meade, Margarita Zavala y Jaime Rodríguez Calderón

Meade fracasó rotundamente en sus intentos de desacreditar a AMLO con las acusaciones sobre la presunta posesión de 3 casas en la ciudad de México y sobre los negocios presuntamente ilegales de Anaya.

En ninguno de los casos pudo ser contundente y ambos abiertamente le dijeron que son falsedades, aunque en la venta ilegal de la nave industrial de Anaya todavía existe una averiguación judicial.

Este escarceo le dio minutos de respiro a López Obrador.

Todos denunciaron la deshonestidad ajena y eludieron las imputaciones a sus personas.

De acuerdo con los observadores políticos, López Obrador fue el protagonista del debate presidencial no porque hubiera ganado o perdido, sino porque fue el más mencionado

“Se vio como esos boxeadores que defienden su corona corriendo por el ring y evadiendo los golpes. Al de Morena se le vio arrinconado, repitiendo las mismas consignas de siempre y, sobre todo, rehuyendo los cuestionamientos directos”, destacó el diario REFORMA.

El que tendrá que esforzarse extra será José Antonio Meade, pues, si bien se le vio estructurado y claro en el discurso, no alcanzó a salir en hombros, señaló Milenio.

Sin embargo, el diario EL UNIVERSAL sintetizó lo ocurrido en este primer debate: ” AMLO se mantiene; Anaya avanza. El primer debate de los candidatos presidenciales no modificará radicalmente las tendencias que hasta ahora conocemos de la carrera presidencial.

“Pero visto por el desempeño de cada uno de los cinco, la confrontación de anoche —que resultó entretenida y mucho más dinámica— sí puede reforzar la percepción cada vez más clara de que, a 67 días de las votaciones, en esta elección sigue habiendo un claro favorito, Andrés Manuel López Obrador

Sin embargo, en dicho diario, a través Salvador García Soto, quien más aprovechó el debate fue Ricardo Anaya,  “es el único que puede ya enfrentar al puntero en las encuestas”.

“Dicho con toda claridad: si los debates no modifican tendencias pero si moldean percepciones, este nos dejó en claro, de manera temprana, que la contienda por la Presidencia será solo entre dos”

“El tercero que anoche tuvo la que quizás era su última oportunidad de meterse a la pelea, el abanderado del PRI, José Antonio Meade, no logró convencer”.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *