Meade empieza a deslindarse del PRI; habrá castigo vs quienes se llenaron los bolsillos

En lo que constituye el primer deslinde formal del que en realidad no es su partido y que le ha significado un pesado lastre desde el inicio de su camapaña, Jose Antonio Meade advirtió que “pinta su raya” y habrá castigo contra los que se han aprovechado para llenar sus bolsillos a costa del esfuerzo de los demás”.

En referencia a gobernadores y políticos de todos los colores, Meade Kuribreña marcó distancia de quienes incumplen la ley y exigió castigo contra quien haya violado la ley “sea del partido que sea”, dijo en plena celebración del 89 aniversario del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Ante cientos de priistas, el aspirante de la coalición Todos por México a la Presidencia de la República, insistió que se debe castigar a quienes se han aprovechado, pero también el PRI debe iniciar una gran reforma.

En este marco, mencionó que luego de la pasada la asamblea nacional priista, hoy nos obliga a encabezar el proceso de reforma del PRI. “Reforma que nos permite enfrentar esta elección con una nueva vocación. Una vocación ciudadana”.

“Esta vocación ciudadana nos debe llevar a hacer nuestros los valores que los mexicanos exigen, reformar al partido para conectarlo con los anhelos de la sociedad y ofrecer la honestidad y la eficiencia que ponga al PRI al centro de la construcción del México del siglo XXI”.

Indicó que en el juicio histórico del PRI se aprecian grandes aciertos, aunque “también errores, hoy sabemos cuando nos equivocamos, dónde perdimos rumbo, qué decisiones implicaron costos para el país y el partido, cuáles al dejarlas de tomar pusieron en riesgo la estabilidad y el crecimiento”.

Abundó que precisamente porque conocen y reconocen políticas equivocadas, “estamos decidido a impedir que el país vuelva a tropezar”.

Dijo que es un candidato por México, “soy un ciudadano. Así me concibo, así me asumo. Ofrezco lo que soy: un ciudadano con una trayectoria limpia, una vocación de servicio, con claridad de visión cultural, económica y social, con un profundo amor a México”.

Como único orador en la ceremonia conmemorativa, José Antonio Meade dijo que no promueve el odio sino el respeto, “no aliento división sino unidad, no creo en los extremos que polarizan. Soy un hombre con ideas propias, con valores y con ideales”.

¿Qué quiere decir un PRI con vocación ciudadana? ¿Hacia dónde vamos a partir de hoy?, abundó el aspirante y explicó que la nueva etapa del Revolucionario Institucional que vamos a construir juntos implica cuatro compromisos.

El primero, un compromiso con la ley, el orden y la seguridad, por lo que dijo que comenzarán la semana instaurando la Comisión de Ética. “Frente al crimen y la violencia no puede haber concesiones, es inconcebible plantear el perdón e impunidad para delincuentes. El destino de corruptos y crimínales no puede ser otro mas que la cárcel”.

El segundo compromiso es con las familias y las mujeres; “que quede muy claro: la prioridad del manejo económico será la economía familiar”; mientras que el tercero es un compromiso con el talento de cada mexicano, y el cuarto para tener un gobierno a la medida de cada quien.

Tras hacer un recuento de los principales liderazgos a lo largo de la historia de ese partido, el abanderado priista resaltó que con el presidente Enrique Peña Nieto “los mexicanos forjamos un pacto por el país y muchos son los resultados”.

Al respecto destacó que el Estado recuperó la rectoría de la educación, la modernización de sectores como el energético y de telecomunicaciones así como el agroindustrial que ha dado pie a la más alta generación de empleos en la historia superando y por mucho los registrados en cualquier sexenio anterior, además de la diminución de la pobreza extrema.

Dijo que hace 18 años el priismo y su generación fueron convocados en favor de un país que todavía tiene, como dijera Luis Dinaldo Colosio, hambre y sed de justicia.

Hay en México legítimas expresiones de enojo y decepción, “hay en México un fundado reclamo, malestar e indignación por la inseguridad y la violencia, por la impunidad y la corrupción, pero hay en México millones de servidores públicos honestos de todos los partidos, priistas y ciudadanos, ellos y yo como nadie repudian la corrupción y exigen que se castigue a quién ha violado la ley, sean del partido que sean”.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *