Mediocre y gris arranque de campañas de Anaya y Zavala, lejos de la sociedad real

Ricardo Anaya inició el primer minuto de este viernes su campaña por la Presidencia de la República con una defensa de su riqueza y sin la presencia de sus dos asesores estrella: Jorge Castañeda y Miguel Ángel Mancera, que prefirieron irse de vacaciones.

Con un discurso de 15 minutos que  utilizó para defenderse de los señalamientos sobre su patrimonio, Anaya arrancó en la Expo Santa Fe, lejos de la Columna de la Independencia, el sitio emblemático del Partido Acción Nacional (PAN) donde a la misma hora inició su campaña la expanista Margarita Zavala

“Este gobierno corrupto que tiene los días contados no entiende que, al final, siempre triunfa la verdad”, subrayó el panista

Anaya arrancó ante mil jóvenes de todo el país, que organizaron un hackaton, con su coordinador político, Santiago Creel, y los presidentes de los partidos de la coalición Por México al Frente, Damián Zepeda, Manuel Granados y Dante Delgado, así como Alejandra Barrales, candidata a jefa de gobierno, Anaya inició así su campaña.

Por su parte Margarita Zavala lo hizo en El Ángel de la Independencia, acompañada de su esposo, ex Presidente de la República, Felipe Calderón, con menos de mil simpatizantes y un discurso de 20 minutos.

“Frente a nosotros tenemos a tres candidatos que representan la política de las trampas y el dinero. La política de la corrupción que navega con bandera de honestidad. La política de la demagogia que polariza, que divide, que genera agresiones pero no soluciones. Si esa política gana, nuestro país pierde y yo quiero que México gane. Si la demagogia gana, nuestro país pierde. Si el miedo se impone, nuestro país pierde y yo quiero que México gane”.

Hizo un llamado a los mexicanos a no votar por el candidato “menos malo” o por “miedo o desilusión”.

“No nos conformemos con campañas que son un carnaval de banalidades vacías de contenido. No nos conformemos con el mal menor, habiendo un bien posible. No nos conformemos con el candidato menos malo o con el menos corrupto, o con el menos autoritario.  No nos conformemos con votar por miedo, por coraje o por desilusión”.

Margarita Zavala dio así el banderazo formal a su campaña presidencial al pie del Ángel de la Independencia.

En el Ángel de la Independencia, Zavala recordó que en ese lugar “celebramos la transición democrática del 2000, la culminación de una larga lucha por las libertades, hasta llegar a la alternancia. Empiezo mi campaña bajo esta victoria alada, que por cierto: es mujer, y representa la independencia y la libertad”.

Al final del acto hizo su aparición su esposo Felipe Calderón, junto con sus hijos Luis Felipe, María y Juan Pablo. Después Zavala se despidió en medio de más selfies con sus seguidores, quienes se fueron a sus respectivos camiones, al estilo de los llamados “acarreados”.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *