Nuestro trabajo explica lo que somos; no se puede vivir como magnate ni como fantasma

El candidato presidencial de la coalición Todos por México, José Antonio Meade Kuribreña, pidió al aspirante del PAN Ricardo Anaya Cortés a dejar de esconderse atrás de cortinas de humo.

“No nos hagamos bolas. ¿De qué estamos hechos? ¿Cómo somos? ¿De qué estamos viviendo? Nuestro trabajo explica lo que somos o ¿no? Nuestra trayectoria es consistente con la forma como vivimos o ¿no?” Como se dice de manera ordinaria: que no sea rajón”, dijo tras su encuentro con integrantes del Instituto Mexicano de Contadores Públicos.

Asimismo, consideró necesario que las instituciones, en este caso la Procuraduría General de la República (PGR), aclaren la situación de Anaya, toda vez que está próximo el registro de candidatos presidenciales y el inicio las campañas, el 30 de marzo próximo.

Señaló que Anaya Cortés, candidato de la coalición Por México al Frente, no debe esconderse y sí asumir las consecuencias de vivir como un magnate, pues cuestionó si un servidor público con 39 años de edad puede tener el patrimonio que tiene el expresidente de Acción Nacional.

Meade Kuribreña advirtió que si el candidato del PAN-PRD-MC tomó malas decisiones que las asuma: “como se dice de manera ordinaria: que no sea rajón”.

Cuestionado sobre el llamado que Anaya Cortés hiciera la víspera al Ejecutivo federal para que no intervenga en el proceso electoral, Meade Kuribreña consideró que más bien habría que pedirle a Anaya “que él saque las manos de sus propiedades inmobiliarias”.

Observó que la forma de hacer política en México, y parte de lo que nos ha lastimado mucho como país “es cuando vemos a políticos que viven por arriba de sus ingresos y cuando vemos a políticos haciendo negocios”.

Por eso, José Antonio Meade recordó que ha sido cinco veces Secretario de Estado, su patrimonio es público y por 20 años ha entregado declaraciones patrimoniales: “No tengo plantas industriales, no tengo fundaciones que hacen negocios inmobiliarios, no tengo 62 viajes al extranjero para hacer visitas de ninguna índole”.

Insistió entonces en que cada quien tiene que hacerse cargo de sus decisiones y cuando la gente hace negocios desde el gobierno, tiene que estar dispuesto a rendir cuentas sobre esos negocios y no puede echarle la culpa de sus decisiones a ninguna otra instancia.

En su opinión, Ricardo Anaya tomó malas decisiones y de eso no le puede echar la culpa a nadie, “nadie lo obligó a vivir por arriba de los medios, nadie lo obligó a venderle su patrimonio a factureras y nadie lo obligó a adquirir un patrimonio que estaba más arriba y por encima de lo que había generado de ingresos.

“Nuestra trayectoria es consistente con la forma como vivimos o ¿no? En mi caso, mi trayectoria lo es; en mi caso, mi patrimonio lo es, yo no me escondo a través de ningún debate ni de ninguna figura para rendir cuentas de absolutamente todo lo que he hecho en mi vida”, enfatizó.

Consideró que el debate tiene que ver, con las decisiones que tomamos, y en ese tenor, “yo, las mías por 20 años auditadas, por 20 años revisadas, y en la capacidad de dar explicación sobre todas y cada una de ellas”.

Advirtió que los datos de los bienes y modo de vivir de Ricardo Anaya son incontestables, duros y lamentables, “bien preocupantes. Y por cierto, no son datos nuevos.

“Ya nada más faltaba que nosotros quisiéramos imputarle a las autoridades las decisiones que toma un político que compra una planta industrial, que se la vende a una facturera, que crea una asociación civil para hacer un edificio, que mantiene a su familia con estándares de vida que son absolutamente incompatibles para ninguno de nosotros”, dijo.

Con todo lo anterior, Meade Kuribreña sostuvo que las alternativas son claras, y cada quien tiene que asumir sus decisiones.

“Hay dos candidatos que viven sin poder explicar cómo, uno como magnate y otro como fantasma, y un candidato que con toda transparencia ha vivido por 20 años, que no ha sido cuestionado nunca, y que está dispuesto a conferencias de prensa, a presentarse en el foro que quieran, a comparecer en la Cámara de Diputados –que he hecho siempre- bajo protesta de decir verdad.

“Todas y cada una de las observaciones que se han hecho sobre mi gestión, absolutamente transparentes y todas subsanadas. Yo quisiera que encontraran ustedes otro servidor público que pudiera acreditar esa trayectoria con esa pulcritud”, reiteró.

Pidió a las instituciones de Gobierno que “si hay datos –como para acusar a Anaya de algún delito-, que se proceda. Ahí están los datos. Es el Registro Público de la Propiedad, es la forma de vida a la vista de todos”.

A pregunta expresa de si la PGR debe actuar, aclarar la situación de Anaya Cortés antes de que se dé el registro de candidatos e inicien las campañas presidenciales, sostuvo que “a mi juicio la PGR, en el 100 por ciento de los casos, trátese de quien se trate, cuando tenga evidencia de un ilícito, tiene que actuar”.

Y si ante el cúmulo de irregularidades que presenta el candidato de la coalición Por México al Frente, el Instituto Nacional Electoral (INE), le debe dar el registro como candidato presidencial: “pregúntenle al INE. Y pregúntenle a la Procuraduría. Yo lo que pongo sobre la mesa son los datos, y los datos son incontestables, duro y lamentables, bien preocupantes. Y no son datos nuevos”.

-Entonces el INE y la PGR deberían dejar esclarecido esta situación antes de que inicien las campañas-, se le cuestionó.

-El INE y la PGR tienen que hacer su chamba. Ahí están los datos-, respondió Meade.

-Pero antes de que inicien las campañas-, se le insistió.

-Sería muy bueno que fuera, cuando estuvieran listos-, señaló.

El candidato presidencial del tricolor advirtió que en este proceso electoral lo que polariza a la sociedad es la corrupción, lo que ofende son los servidores públicos que viven por arriba de como pueden vivir. Eso es lo que ofende a la sociedad, eso es de lo que estamos cansados”.

Por ello, dijo que “el que cometió un ilícito que lo pague. Todos, cualquiera, en cualquier circunstancia, en todo momento. En donde veamos un servidor público que robó, hay que actuar; en donde veamos a un político que vive por arriba de sus ingresos, hay que actuar.

“¿Debiéramos de preocuparnos? Sí, y debiéramos de no escondernos atrás de absolutamente ningún pretexto para justificarlo. Citando a un clásico: Así no se hace política, Ricardo”, y más adelante puntualizó: “Como se dice de manera ordinaria: que no sea rajón”.

 

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *