Recula AMLO; si me convence IP, sí va NAICM

Andrés Manuel López Obrador aseguró que si la iniciativa privada lo convence de que la construcción del nuevo Aeropuerto Internacional de México es más viable que la construcción de dos pistas en la base militar de Santa Lucía podría dar marcha atrás a la cancelación de las obras.

Entrevistado en Nuevo León, el candidato presidencial de la coalición Juntos Haremos Historia explicó que en la mesa técnica que planteó al Consejo Coordinador Empresarial y al gobierno federal se podría definir esta situación.

“Si ellos sostienen que es viable construir el aeropuerto en el lago de Texcoco entonces tendrían ellos que demostrarlo, tendrían que convencer a los técnicos que sostienen que es inviable esa obra porque se escogió el peor lugar en el Valle de México, es donde hay más hundimiento.

“Que ellos nos convenzan o que nosotros les demos a conocer nuestro proyecto que es mejor que lo que están proponiendo”, aseveró.

– ¿Aceptaría recular en caso de que le demostraran de que fuera mejor en el lago? – Desde luego, si para eso es el debate técnico, para ver qué es lo que le conviene más a la nación, qué le conviene más a México, nosotros sostenemos lo del aeropuerto en Texcoco, construir el aeropuerto en Texcoco es un gran socavón, es un barril sin fondo, es un monumento a la corrupción.

López Obrador se reunió con los integrantes de la Unión Regiomontana de Transportistas Mexicanos, con quienes se comprometió que en el gobierno democrático no habrá gasolinazos y se indexarán los precios de los combustibles en México.

El candidato de la coalición “Juntos haremos historia” a la Presidencia de la República explicó que se pondrán los precios de las gasolinas, del diésel en correspondencia con la inflación, es decir, que no aumenten las tarifas más de la inflación.

Indicó que se garantizará que no aumenten los precios de los combustibles a partir de la rehabilitación, la reconfiguración de las seis refinerías que hay en México, las cuales actualmente operan al 35 por ciento de su capacidad, mientras en Estados Unidos hay alrededor 150 refinerías y operan al 95 por ciento de su capacidad.

De manera deliberada, prosiguió, dejaron en el abandono las seis refinerías mexicanas, porque está de por medio el negocio de la compra de la gasolina en el extranjero.

En México, dijo, se consumen 800 mil barriles diarios de gasolinas y en las seis refinerías se producen 200 mil barriles, es decir, se compran 600 mil barriles diarios de combustibles, ese es el negocio mayor, porque ni siquiera Pemex compra las gasolinas en el extranjero y a partir del actual gobierno se entregaron concesiones para importar combustibles a algunas empresas.

Señaló que el nuevo gobierno democrático producirá los combustibles en México, el plazo son tres años, los mexicanos serán autosuficientes, porque actualmente solo se venden el petróleo crudo y se compran las gasolinas.

Detalló que habrá inversión en las seis refinerías para que operen al 100 por ciento y puedan producir gasolinas, así como diésel.

Dio a conocer que en los gobiernos de Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña se gastaron 8 mil millones de dólares en la reconfiguración de tres refinerías: Madero, Cadereyta y Minatitlán, las cuales están prácticamente paradas y eso se debió que se robaron el dinero para la rehabilitación..

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *