Suenan alarmas en el PRI: Meade se desploma, Chiapas se rebela

Ciudad de México 30/01/18.- La encuesta “Preferencia y escenarios para el 1º de julio 2018” de consulta Mitofsky, realizada especialmente para El Economista, reveló que a cinco meses de la elección para la Presidencia de la República, Andrés Manuel López Obrador, precandidato de la coalición Juntos Haremos Historia, se mantiene a la cabeza en la preferencia electoral con 23.6 por ciento.

Sin embargo, la noticia no es esa, sino que Ricardo Anaya, candidato de la alianza Por México al Frente, está en segundo lugar con el 20.4% de la predilección del potencial electorado y en tercer lugar con el 18.2% de la tendencia del voto ciudadano está ubicado José Antonio Meade, precandidato de la coalición Todos por México.

Según la mencionada encuesta, Andrés Manuel y Anaya subieron, con respecto al sondeo de opinión realizado un mes antes, 0.6 y 0.4 respectivamente, el precandidato que representa al PRI sin pertenecer a él tuvo una preocupante baja de 1.2.

Meade tiene la ventaja de no tener imagen de corrupto, pero como es precandidato del PRI, al expresar su deseo de luchar contra la corrupción, mienta la soga en la casa del ahorcado. Me da la impresión de que los priistas de abolengo, los que han vivido muchos años de la corrupción, cuando su precandidato toca el tema, le aplauden por no dejar, pero por dentro piensan: Sí, tú, ándale…

Lo más grave para los priistas es la rebelión que se ha desatado en Chiapas.

El dirigente local del Partido Verde Ecologista de México (PVEM) en Chiapas, Eduardo Ramírez, denunció que ha recibido amenazas por su decisión de no aceptar la imposición de las dirigencias nacionales de su partido y del Partido Revolucionario Institucional (PRI) para definir el candidato de la alianza a la gubernatura de la entidad.

Vestidos de blanco, cientos de simpatizantes del PVEM marcharon el domingo, en Tuxtla Gutiérrez, para exigir una consulta abierta para elegir al candidato de la alianza “Todos por Chiapas” y evitar una imposición desde las dirigencias.

La marcha inició en la Diana Cazadora y llegó al Centro de la capital chiapaneca.

Eduardo Ramírez aseguró que nunca ha sido caprichoso, “soy un hombre únicamente que he alzado la voz en contra de las decisiones de quienes las toman, en el Centro de la República y del cual no estamos dispuestos a que siga pasando… Si me quieren ver de rodillas no lo van a lograr”, aseveró.

El lunes, más de 400 jóvenes del Comité Estatal de Nueva Alianza anunciaron su renuncia al partido y su incorporación al proyecto de Andrés Manuel López Obrador.

 Saúl Ocaña, presidente del Comité Estatal de Jóvenes del Panal, señaló que “siempre nos quieren representar los que ya han estado y no han hecho nunca nada”.

René Fujiwara, presidente nacional de Alianza Joven, dijo que “no hay ningún tipo de negociación. Nosotros no queremos absolutamente nada, solo queremos que México retome el rumbo”.

 

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *